Propuesta pedagógica de educación inicial

¡NUESTROS NIÑOS Y NIÑAS MERECEN MÁS, LUCHEMOS PORQUE SEAN FELICES!                                                                    

A continuación presentamos nuestra propuesta pedagógica integral de atención en cuidado, nutrición y educación inicial  a los niños y niñas menores de 5 años de población vulnerable y/o desplazados, entre ellos los niños de los niveles I y II del SISBEN expuestos a un riesgo pedagógico que hacen parte del programa mi primera infancia de Bienestar Familiar, esta propuesta contribuirá  a generar espacios de aprendizajes significativos y a elevar las oportunidades de desarrollo físico, emocional, social y cognitivo, apoyar de manera eficaz y eficiente la misión   de  garantizar el derecho a la educación con criterios de equidad, calidad y efectividad, para formar ciudadanos honestos, competentes, responsables y capaces de construir una sociedad feliz, equitativa, productiva, competitiva, solidaria y orgullosa de sí misma, además aunar esfuerzos para propender y fortalecer la integración y el desarrollo armónico de la familia, proteger al menor de edad y garantizar sus derechos en cumplimiento a lo dispuesto por la constitución política en su articulo 44. Atención a la primera infancia siempre promoviendo el mejoramiento de vida de la población destinataria fortaleciendo la organización y participación comunitaria y desarrollando la política de infancia y la familia.

En esta propuesta hemos plasmado un programa con los criterios pedagógicos según los lineamientos y las políticas públicas para la prestación del servicio a la población infantil y  las normas para la organización y los criterios pedagógicos y técnicos para las diferentes modalidades de prestación del servicio educativo que orienten la educación inicial.

En el presentamos alternativas de Educación Preescolar, que favorecen el desarrollo de las capacidades básicas y la estructuración del conocimiento integral y significativo de niños y niñas, en los sectores más necesitados de cada comunidad.

Esta es una propuesta pedagógica propia, que permite vincular la enseñanza en valores con el desarrollo del pensamiento y formación de las destrezas, habilidades y competencias que requiere desarrollar el niño en esta fase de su formación, a partir de vivencias, juegos y experiencias significativas para él y su entorno. En fin este proceso educativo permite que los niños y niñas menores de 5 años desarrollen competencias que favorezcan su desarrollo y felicidad futura.